Consejos para Adquirir una mascota

Lo primero es concienciarse antes de adquirir una mascota, ya bien se trate de un perro, un gato, un ave o un reptil, de que el animal necesitará de nuestra atención y precisará de cuidados mínimos como la comida, la bebida,  y una constante atención a su estado.

Es primordial adquirir la mascota en centros autorizados y habilitados para la venta de animales. El comercio debe ofrecer ante todo garantía, seguridad y seriedad.

Es muy importante solicitar información sobre el origen real de la mascota, pedir el pasaporte sanitario y con este documento comprobar que dispone del microchip y sobre todo que coincida con la información que aparece en el documento.

Conocer las vacunas que precisa nuestra mascota, las que tiene y dónde le han sido puestas, y a la vez verificar el estado sanitario del animal por el informe correspondiente que nos dará el propio vendedor. Asimismo, hay que conocer  su estado de salud, evitando igualmente que una posible enfermedad contagiosa pueda perjudicar la salud de otras mascota existente en el hogar.

Mirar la fecha de nacimiento que figura en el pasaporte o cartilla sanitaria de nuestra mascota para saber si ha sido importado desde otro país al nuestro, debiendo tener en cuenta que este traslado no se puede hacer con cachorros de menos de tres meses de edad.

Solicitar información sobre el tiempo de cuarentena que nuestra mascota ha estado en el comercio desde que fue importado hasta que ha sido vendido, ya que este período asegurará que el animal no esté enfermo a los pocos días de su adquisición

Ante la adquisición de mascotas por Internet el consumidor debe estar especialmente sensibilizado en cuanto a las garantías ofrecidas, documentación y estado de salud de la mascota. Ante un precio llamativo o muy bajo de la misma debe considerarse inicialmente un elemento de alarma de una posible  estafa.

Proceder a denunciar ante la Guardia Civil o ante cualquier cuerpo policial o reclamar en las oficinas del consumidor cualquier anomalía que  detectemos en un comercio donde se vaya a adquirir una mascota.

División de las razas de perros

Los intentos que se han hecho en distintas partes del mundo para dar con una clasificación de los perros han carecido de lógica y realismo. A veces la clasificación se basa en semejanzas físicas o en una ascendencia común. Algunos grupos se componen de rezas que se utilizan con fines parecidos. Los esfuerzos que se han realizado en esta especialidad han demostrado que no es posible sentar unas reglas fijas que permitan hacer una división completa y adecuada en grupos. Esto ha dado como resultado que usen distintas clasificaciones en diferentes países.

En 1965, la FCI estableció un sistema, que comprende diez grupos, que se emplea actualmente en la mayor parte de los países del continente. Los grupos son:

  1. Raza de pastor.
  2. Raza de guardianes
  3. Raza de búsqueda
  4. Raza de tesoneros
  5. Raza de caza mayor
  6. Raza de caza menor
  7. Perros de punta (sin razas británicas)
  8. Perros de punta (razas británicas)
  9. Otros perros
  10. Perros falderos

 

El club canino de Gran Bretaña divide las razas en seis grupos:

  1. Sabuesos
  2. Perros de punta
  3. Perros de búsqueda
  4. Razas utilitarias
  5. Razas de faena
  6. Falderos

 

Según el club canino Americano se dividen en seis grupos:

  1. Razas para el deporte
  2. Sabuesos
  3. Razas para la faena
  4. Perros de búsqueda
  5. Perros falderos
  6. Razas inadecuadas para el deporte

 

Y por último, en los cuatro países escandinavos se ha venido empleando desde el 1 de enero de 1968 una clasificación común que comprende ocho grupos, clasificación que presta cierto grado de uniformidad a las exposiciones que se celebran en Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia. Los grupos son:

  1. Perros de Pomerania
  2. Perros para trineos y/o caza
  3. Perros de punta
  4. Perros guardianes y/o faena
  5. Perros de búsqueda
  6. Galgos de vista
  7. Razas inadecuadas para el deporte/ razas caseras
  8. Perros falderos.

Evolución de las razas

El perro, más que cualquier otro mamífero, se ha ido desenvolviendo hasta formar una multitud de razas. Se calcula que existen más de 300 razas en todo el mundo, de las cuales unas 160 son de los países escandinavos. Antes de que empezase la división en razas tuvo lugar en distintas partes del mundo una evolución natural que creó tipos de perros que se adaptaban perfectamente al ambiente y a las condiciones en que vivían. Se supone que al principio el perro era un animal relativamente lento que fiaba en su delicado olfato y fino oído, pero también en su perseverancia y en su resistencia física para seguir el rastro de su presa y acabar por atraparla. Sin embargo, en las llanuras y en zonas desiertas, la velocidad era el único medio de escape de la caza salvaje cuando se veía perseguida por sus enemigos. En tales circunstancias, hacían falta podencos que tuviesen cualidades totalmente diferentes a las del constante “trotador”.

Se creó un nuevo tipo de perro ( un cazador de alzada, de manos y patas largas, lomo corto, capaz de alcanzar gran velocidad ) que contase más con su vista que con su olfato cuando persiguiese a su presa en campo abierto. Este tipo se convirtió en el núcleo de “galgos de vista” actuales, que son muy veloces pero que tienen una resistencia limitada. Cuando se utilizaba al “borzoi” para cazar liebres en Rusia, era cosa sabida que la liebre acabaría por escaparse si el perro no conseguía atraparla en un minuto. Esto demuestra que el perro no podía mantener su velocidad mucho tiempo.

Aparte de estos tipos de perro cuya evolución se ha obtenido de una forma natural, algunas razas han salido a escena como resultado de mutaciones, es decir, de la selectividad en la cría. Tales mutaciones no son raras entre los animales, pero como estos ejemplares se desarrollaban en condiciones desventajosas por un motivo y otro, suelen sucumbir en la lucha por la supervivencia, y desaparecen. Por ejemplo, una mutación que es causa de una falta de pigmentación en un pinzón recién nacido, hace que el color de éste sea blanco en lugar del normal que le protege. Entonces se convierte en presa fácil para sus enemigos naturales, y rara vez vive hasta alcanzar la madurez y criar.

Las mutaciones en animales domésticos que el hombre halla útiles han sido siempre adoptadas por él a base de una crianza bien proyectada para dejar establecida la peculiaridad de que se trata. Estas peculiaridades se han ido desarrollando gradualmente hasta conseguir las de una raza que tuvo su origen en una mutación. En este caso, la mutación afectó a las patas, que quedaban cortas en los comienzos del desarrollo, cosa que se tradujo en las patas cortas que son hoy la característica de la raza. Este fenómeno es conocido por “condrodistrofia”. Las razas del bulldog pertenecen también al grupo de las que han heredado esas características.

Cruzando las “razas fundamentales” unas con otras, se han obtenido nuevas razas que constituyen una amplia variedad de perros de diferentes tipos y tamaños, desde el más pequeño, que pesa solo 1 kilo, a los que rozan los 90.

Collie barbudo o pastor escocés barbudo

 

Collie barbudoEl Collie barbudo tiene mucho en común con el corriente Collie de pelo largo y el pastor escocés shetland, y también con el antiguo perro de pastor inglés de mayor tamaño.

 

Con éstos, su principal función ha sido la de perro de pastor, pero así como las otras razas de perros de pastor británicos habían dejado de cumplir esta función desde hacía mucho tiempo, el collie barbudo se estuvo utilizando exclusivamente como perro de faena en las regiones montañosas de Escocia hasta hace tan sólo unas décadas. Hace unos años fue reconocido oficialmente como raza por el Club Canino, y en la actualidad es muy popular como perro casero.

 

El collie barbudo ha de ser vivaz y de robusta constitución, sin que por ello tenga el aspecto macizo del antiguo perro de pastor inglés y, sobre todo, no ha de tener el enorme pelaje de este último. El pelaje ha de ser abundante e hirsuto, pero no excesivamente espeso, aunque sí particularmente abundante alrededor de los ojos y hocico.

El color puede ser pizarra o arena, con blanco o sin él. La alzada desde la cruz debe ser de 51 a 61 centímetros para los machos y de 46 a 56 centímetros para las hembras.

Terrier ruso

Terrier_Ruso_Negro

A pesar de su nombre, el terrier ruso no es una raza rusa antigua ni tampoco un terrier. Parece provenir del cruce entre el schnauzer gigante y el bouvier des Flandres, habiendo evolucionado posiblemente a través de cruces entre los mencionados y otras razas de perros procedentes del oeste europeo, introducidas en Rusia. Es posible que uno de sus antecesores fuese alguna raza rusa autóctona, desaparecida hace mucho.

El terrier ruso es de tamaño mediano/grande, robusto, con buen esqueleto y mucha musculatura. Una característica de esta raza es su reserva frente a las personas que no conoce, pero sin llegar a ser agresivo. Es muy resistente y se adapta con facilidad a los diferentes climas y ambientes. También es fácil de amaestrar. La diferencia entre los sexos es bien patente, ya que los machos son más gruesos y recios que las hembras.

El pelaje es espeso y ondulado: no se admiten rizados ni lacios. La capa superior es de pelo duro, espeso y áspero: la inferior, abundante y suave. Posee cerdas duras formando un bigote, patillas ásperas y cejas prominentes. El color es negro o gris oscuro. La altura en la cruz está entre 66 y 72 centímetros para los machos y entre 64 y 70 las hembras.

como criar a un perro, razas de perros, terrier ruso negro

Pinscher mediano

pinscher_medianoPor alguna razón, el pinscher “mediano” es,en general, mucho menos conocido que las variedades de mayor y de menor talla, es decir, el dobermann y el pinscher enano.
El pinscher, que antes se llamaba grifón alemán, es una raza muy antigua y, dado su tamaño medio, debería atraer mucho más la atención de los aficionados. lo mismo que los otros grifones, se utilizaba primitivamente para cazar ratas, pero en la actualidad se le tiene como perro casero y de compañía debido a su gran vivacidad.
En la constitución física se parece más al dobermann que al pinscher enano. posee buenas líneas y es elegante y ágil. tiene la cabeza en forma de cuña y hocico largo: los ojos son de color oscuro, brillantes.
lleva las orejas con las puntas caídas hacia delante o, en su país de origen (Alemania), recortadas. Cola cortada, pelaje liso y brillante.
El color, como el de otros grifones, suele ser negro con pequeñas manchas canela, o bien rojo unido. Alzada desde la cruz, de 40 a 48 centímetros.

Perro Afgano

 

perro-afganoEl notable pelaje del sabueso afgano (Afganistán), su andar elástico característico y su aire arrogante, hacen que atraiga en seguida la atención, es muy exótico dentro del mundo occidental.

Es originario de las llanuras del sur de Afganistán, pero en el ambiente frío e inhóspito de las montañas asiáticas no tardó en crecerle un buen pelaje protector y en desarrollársele un temperamento más vivo: hay indicios de que el afgano fue utilizado para cazar animales mucho más grandes en su ambiente nativo. Esta raza no llegó a ser bien conocida en occidente hasta 1920, pero ya en aquella época llamó la atención debido a su aspecto raro, al punto que en la actualidad aumenta rápidamente en muchos países el número de ejemplares.

El afgano ha de dar la sensación de fuerza y dignidad y debe poseer un aire de suprema indiferencia hacia el resto. Tiene la cabeza larga y bien modelada, y la expresión reservada. La cola se le ensortija y forma un aro característico en el extremo. El pelaje es largo y de fina textura en los flancos, patas y orejas, pero corto en el lomo y el hocico. Se aceptan todos los colores. La altura hasta la cruz ha de ser entre 68 y 75 centímetros para los machos y unos 5 u 8 centímetros menos para las hembras.

Grifon enano (affenpinscher)

GRIFÓN ENANOEl affenpinscher, de Alemania, nunca ha sido muy popular. Es una raza muy antigua, y se le ha considerado siempre como un pariente cercano del pinscher enano, ejemplar más corriente, de pelo liso, e incluso hubo un tiempo en que se le consideró como una variedad de pelo duro de esa raza.

El affenpinscher no consiguió hasta el 1900 que se la considerara como raza de exposición alemana, pero desde entonces el número de ejemplares de la raza no ha aumentado de manera significativa, ni siquiera en el Continente.

Es posible que el hecho de que se le crea bastante agresivo ha contribuido a que abunde muy poco en la mayor parte de los países. Su aspecto se asemeja un poco al mono porque tiene los ojos redondos, negros y brillantes.

Es un perro pequeño, robusto, con el cráneo redondo, la boca muy metida, detalle que le da una expresión descarada: orejas pequeñas y puntiagudas, cola cortada en parte y pelaje duro, más abundante en la cabeza que en el resto del cuerpo. El color, con preferencia, negro, aunque con manchitas canela o gris también son admisibles, como también lo son otros colores, excepto el blanco o los tonos muy claros.

La altura hasta la cruz no ha de ser superior a 28 centímetros, pero cuanto más pequeña sea, mejor.